Los immigrantes son esenciales para el espíritu emprendedor de America

Actualmente, hay más emprendedores en los Estados Unidos que nunca, y muchos de ellos son inmigrantes. De hecho, la proporción de inmigrantes dentro de la población de los EE.UU. es una de las más altas de la historia.

Acorde con el Instituto de Migración, los inmigrantes de los Estados Unidos y sus hijos nacidos en América llegan a los 81 millones de personas. Es decir, el 26% de la población total de los EE.UU. es considerada inmigrante. La mayoría de ellos tienen sus propios negocios, estimulados por la crisis financiera de 2008.

Una nueva forma de trabajar

Los inmigrantes aportan experiencias y puntos de vista distintos de sus países nativos. Por norma general, los inmigrantes tienen el potencial de revolucionar el panorama del espíritu emprendedor.

Los inmigrantes son capaces de aportar nuevas formas de trabajar y pensar sobre el mercado. Son aquellos que vienen de culturas distintas que se atreverán a explotar distintos aspectos de la economía nacional. Los locales, contrariamente, están altamente influenciados por su cultura; es menos probable que asuman riesgos y prueben nuevas estrategias.

Los inmigrantes ya forman parte de una gran proporción de la comunidad emprendedora de América

Estudios de la Fundación Nacional para la Política Americana recientes muestran que más de la mitad de empresas en desarrollo tienen por lo menos un fundador inmigrante. Eso lleva a la conclusión que los inmigrantes son esenciales para el espíritu emprendedor americano. Acorde con dicha fundación, ya forman parte de una importante parte de la comunidad de nuevas empresas emprendedoras.

Consecuentemente, si el porcentaje de inmigrantes llegara a ser reducido o restringido, también lo serían la mayoría de nuevas empresas. Y estas son una parte esencial del potencial económico americano. De la misma forma, los fundadores de dichas posibles nuevas empresas podrían usar su talento en otros países. Eso que debilitaría la economía americana al mismo tiempo que fortalecería la economía de dichos países.

Superando dificultades

Los emprendedores de los Estados Unidos son distintos a los emprendedores presentes en otros países. Principalmente, dicha diferencia se debe a las dificultades para obtener un visado. Es extremadamente difícil conseguir el visado relevante para quedarse y trabajar en América. Contrariamente a otros países, los EE.UU. no tienen una visa específica para los inmigrantes emprendedores.

Aquellos que consiguen entrar en el país con el visado correspondiente, entonces, acostumbran a mostrar altos niveles de motivación. Después del largo proceso que necesitan completar para conseguir el visado necesario, no les queda otra opción que apostar su nuevo negocio. En eso se diferencian de los emprendedores domésticos; éstos saben que pueden cambiar de carrera fácilmente si las cosas no funcionan.

Contrariamente a los emprendedores inmigrantes, los domésticos tienen más conexiones y más oportunidades de financiación. Es una de las posibles razones por los que sus niveles de motivación parecen ser menores.

El papel fundamental de los inmigrantes

Algunas de las compañías más prominentes, como Google, han sido creadas por inmigrantes emprendedores. Sin ellos, estas compañías podrían haber sido fundadas en otros países, o simplemente no haber existido.

No hay duda de que los inmigrantes son esenciales para el espíritu emprendedor de un país. La mayoría aportan distintos niveles de talentos y experiencias que un emprendedor trabajando en su país nativo nunca podría llegar a contribuir.

Finalmente, éstas son empresas fundadas y llevadas por inmigrantes, contratando a gente joven local, recién salida de la universidad, buscando la oportunidad de poner a prueba sus habilidades por primera vez. Dichas empresas crean puestos de trabajo estables gracias a su éxito, y ayudan a mantener una economía estable y fuerte.

Perder los inmigrantes emprendedores, o restringirlos de cualquier otra manera, podría ser un golpe significativo para el futuro de los Estados Unidos. Gran parte de su éxito depende de lo que los inmigrantes sean capaces de aportar.

febrero 11, 2017