Comercio electrónico. ¿La solución para las Pymes en España?

ecommerce

En los últimos años podemos ver muchos artículos sobre comercio electrónico y sobre la cantidad de beneficios que podría aportar a las pequeñas y medianas empresas de nuestro país dar el salto a la venta online. En este post queremos analizar si de verdad el comercio electrónico es la solución para las Pymes españolas o, por el contrario, puede incluso ser perjudicial.

Es cierto que crear una tienda online puede aportar numerosos beneficios a las empresas y permitirles aumentar su público objetivo. Pero hay que tener en cuenta una serie de aspectos que vamos a ir viendo a continuación.

Recursos para tener una tienda online

Partimos de la premisa de que cualquier negocio necesita una web y debe tener claro que hoy en día muchas decisiones se toman sin salir de casa o de camino a ella (por ejemplo en el metro, el tren o el autobús). Por eso es necesario que cualquier empresa cuente con una presencia sólida en Internet.

Si vendes productos, una tienda online te puede ayudar, pero has de saber que no va a ser sencillo. El principal problema de las Pymes españolas a la hora de dar el salto a la venta online es que no lo planifican y no dedican recursos suficientes a su proyecto de comercio electrónico.

ecommerce

El 80% de las tiendas online cierran antes de cumplir un año y eso se debe fundamentalmente a cuatro causas:

Desconocimiento del comercio electrónico

El principal motivo del fracaso de las tiendas online es el desconocimiento del comercio electrónico y del funcionamiento de Internet en general. No podemos abrir una tienda online sin saber nada de comercio electrónico y pensando que va a ser fácil vender a través de Internet.

Si queréis un consejo, no os creáis a nadie que diga que es sencillo vender online o que una tienda online no requiere tiempo ni dinero para sacarla adelante.

Falta de profesionalidad

Seguro que todos conocéis el típico caso de “mi sobrino me ha hecho la tienda online”. En muchas ocasiones lo que hace el sobrino es buscar la típica plataforma pre-configurada que no suelen ser las más adecuadas para un proyecto serio. Si quieres un proyecto serio apuesta por una plataforma específica para tiendas online.

Además, y aunque tu sobrino sepa algo de Prestashop o WooCommerce, si no se dedica a crear tiendas online y a gestionar de forma habitual proyectos de comercio electrónico, es probable que no sepa aconsejarte en tus necesidades y no sepa valorar lo que debes tener en cuenta a la hora de empezar a vender online.

Inversión insuficiente

Más allá de tener a un sobrino que haga la tienda, las búsquedas más frecuentes en Google relacionadas con este tipo de negocios son “crear tienda online gratis” o “crear tienda online sin inversión”. Tener una cosa clara: si no quieres invertir o no tienes dinero para hacerlo no te plantees montar una tienda online. No pierdas el tiempo.

Hay dos formas sencillas de explicar que no vas a conseguir absolutamente nada sin inversión. Por un lado, si has oído hablar del término ROI (Retorno de la Inversión) tienes que tener claro que para que haya un retorno ha de haber una inversión. Imagina que vendes zapatos. ¿Te gustaría que la gente buscara “comprar zapatos gratis”? ¿Venderías algo?

Por otro, piensa que hay millones de tiendas de zapatos en España (sí, dejas de competir sólo contra las tiendas de zapatos de tu ciudad y contra los centros comerciales). ¿Cuántas van a estar haciendo las cosas bien, invirtiendo en su tienda online y buscando una consolidación a través del comercio electrónico? Seguro que alguna hay, por tanto, esas tiendas online son las que van a conseguir clientes.

Inversión desaprovechada

Hay casos en los que las tiendas online no fallan por falta de inversión, pero sí que lo hacen por no optimizar su presupuesto. A la hora de empezar un proyecto de comercio electrónico tienes que pensar que no puedes gastar todo tu presupuesto en la creación de la tienda. Tienes que reservar parte de ese dinero para invertir en marketing y captar potenciales clientes.

Si unimos el desconocimiento del comercio electrónico y la falta de profesionalidad encontramos la principal causa del error de inversión desaprovechada en un e-commerce.

Está claro que cada día más gente compra y decide a través de Internet y que las Pymes españolas pueden encontrar en el comercio electrónico una solución a sus problemas. Pero si no planifican los proyectos y no tienen en cuenta algunos aspectos de los que valoramos en este post, más que una solución, una tienda online puede agravar su situación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *