Sabado 19 de Abril del 2014 - Edicion nº 1388

6.122.000 euros en ayudas a las pymes valencianas para la creación de empresas de base tecnológica en 2010.

La conselleria de Industria, Comercio e Innovación, a través del Impiva, va a destinar 6.122.000 euros en ayudas a las pymes valencianas para la creación de empresas de base tecnológica en 2010.

Estas ayudas favorecerán a un total de 51 empresas de toda la Comunitat Valenciana. Concretamente, 37 pertenecen a la provincia de Valencia, 12 a la de Alicante, y 2 empresas beneficiarias están ubicadas en la provincia de Castellón.

El número de expedientes recibidos para en esta convocatoria se ha incrementado notablemente respecto a las solicitudes recibidas el año anterior. Concretamente, las solicitudes de empresas aumentaron en un 32% con respecto a la cantidad de ayudas solicitadas en 2009.

Para el director general del Impiva, Daniel Moragues, “este incremento demuestra el interés de las empresas valencianas por mejorar su nivel tecnológico y adecuar su oferta productiva a las nuevas exigencias de los mercados”. “Con estas ayudas más de 50 empresas valencianas van a poder mejorar su competitividad en un momento en el que la reconversión de las empresas es fundamental“, ha añadido Moragues.

Estas ayudas están dirigidas a empresas con menos de 6 años de existencia y cuya inversión en I+D represente como mínimo el 15% de sus costes totales de funcionamiento.

El objetivo de esta línea de ayudas, que se engloba dentro del programa de subvenciones a empresas para invertir en I+D, es fomentar la diversificación del tejido empresarial de la Comunitat Valenciana apoyando la puesta en marcha y el mantenimiento de nuevas actividades industriales dentro del ámbito de la tecnología.

Se trata de llevar a cabo un cambio en la estructura productiva valenciana reforzando las inversiones de las empresas en innovación para mejorar la competitividad regional, al mismo tiempo que se cumple con los objetivos estratégicos los Programas Operativos FEDER y FSE de la Comunitat Valenciana 2007-2013.

Las empresas que resulten beneficiarias podrán invertir estas ayudas en la adquisición de bienes para la actividad productiva, la adquisición de derechos, patentes y licencias, estudios preparatorios para actividades de investigación industrial, asesoramiento en innovación, estudios de mercado, y pruebas y certificación de calidad.

La creación de nuevas empresas con un elevado contenido tecnológico es determinante para fomentar el crecimiento económico y la creación de empleos más cualificados, al tiempo que permiten a los sectores tradicionales poder contar con fuentes más cercanas de recursos tecnológicos sobre los que apoyar sus propias estrategias de innovación.

La EPI como marco de referencia


Estas ayudas son uno de los recursos económicos con los que cuenta la EPI 2010-2015 para cumplir sus objetivos de fomentar la actividad innovadora del tejido industrial de la Comunitat y potenciar la internacionalización. La EPI, que ya ha sido presentada a empresarios y sindicatos, es un instrumento de la conselleria de Industria para impulsar la competitividad de las empresas y que movilizará 1.050 millones de euros.

Uno de sus ejes está orientado concretamente a fomentar el emprendurismo innovador y la creación de empresas de base tecnológica -destino de estas ayudas del Impiva. Para ello, la conselleria dirigirá sus esfuerzos inversores a conseguir que en el horizonte de 2015 el gasto en I+D se duplique, y llegue al 2,3%.

Se pretende, además, superar en 2015 el 25% de trabajadores empleados en sectores de intensidad tecnológica alta, frente al 18,9% de 2008; e incorporar 800 empresas innovadoras anualmente al tejido industrial de la Comunitat

TAGS: ,

0 Comments

Seas el primero en poner un comentario a esta noticia.

Deja un comentario


*